Manejo

Fotografía: ABLANSE.

Fotografía: ABLANSE.

Blanca Serrana

Su tradicional modelo de cría está vinculado a su elevada rusticidad, capacidad de adaptación a zonas abruptas de sierra y aprovechamiento de montes mediterráneos diversos, como diversa es la geografía andaluza, desde la raya portuguesa al levante andaluz y desde los montes de Andújar a los altos de Lanjarón o La Rábida de Huelva.

 

Generalmente el sistema de manejo aplicado es el extensivo, desarrollado en parajes abruptos de difícil orografía, con dura climatología y frecuentemente inaccesibles.  Estas características han provocado, a lo largo de la historia que animales y entorno se acoplen y creen modelos sostenibles tradicionales de cría, lo que hace que sean ganaderías generalmente asentadas en Espacios Naturales Protegidos (61% de las ganaderías asociadas a ABLANSE están en espacios naturales protegidos de Andalucía y el 49% son ganaderías certificadas como sistemas ecológicos). El 46% de los rebaños siguen aprovechando pastos comunales, aportando una labor vital en el mantenimiento de nuestros montes, en la prevención de incendios forestales, detrás queda una labor medioambiental invisibilizada.

 

Sobre el 46% de los titulares de las ganaderías tienen más de 50 años y entorno al 37% de los ganader@s están en torno a los 40, sin embargo algunas de las ganaderías son gestionadas físicamente por los hijos (14%).

 

El censo promedio es de 176 animales. Siendo el tamaño más habitual entre 100-200 animales.

 

El rebaño más grande cuenta con unos 700 animales y los más pequeños con 40, que son nuevas incorporaciones del año 2017, existen algunas ganaderías con una veintena de cabras como capricho y una docena de ganaderías en torno a los 100 animales.


Vídeos

Blog

Galería

Logo 100%


enlaces